lunes, 1 de junio de 2009

Playtime.

Leí una anécdota graciosísima relacionada con Jacques Tati. Su padre regentaba una tienda de enmarcación que había heredado de su suegro. Éste, tiempo atrás había rechazado tres cuadros que le ofrecía un pintor en pago por sus servicios de enmarcación. Este pintor, pelirrojo y un tanto raro era...Van Gogh!
Apuesto a que a la familia Tati no le hacía tanta gracia la anécdota.


De Truffaut sobre "Playtime", de Tati: "no se parece a nada visto antes en el cine; no hay ninguna película encuadrada o mezclada como ésta. Es una película que viene de otro planeta donde se hace cine de otra forma"


Yo simplemente diré que es GENIAL , con especial mención a la secuencia de la inauguración del restaurante. DIVERTIDÍSIMA, de esas de reírse uno a mandíbula batiente (siempre había querido emplear esta expresión!)



1 comentario:

Marta María López dijo...

Promete, promete, este blog promete. Me gustan los cajones de opiniones en forma de blogs. Por cierto, Playtime es estupenda!

Un saludo.

 
Free counter and web stats