miércoles, 19 de agosto de 2009

Anécdota literario-cinéfil(ic)a.


Contaba André Maurois una anécdota que le ocurrió durante una cena en Atlanta a la que había sido invitado para una serie de lecturas. La cena transcurrió en amena charla con otros escritores que se sentaron a su mesa, pero a su lado se encontraba una pequeña mujer, con aspecto tímido, que apenas había pronunciado palabra. Maurois se dirigió a ella y ésta le contesto que ella también era escritora. "Ah, si?" contestó el francés "con tono indulgente". La mujer le explicó, como casi disculpándose segun cuenta el escritor, que sí, pero bueno, que sólo habia escrito una novela. Se llamaba...

...Lo que el viento se llevó.

Margaret Mitchell, ganó el Pulitzer con su única novela (al menos única publicada en vida) Gone with the wind en 1937, el libro más vendido de todos los tiempos y que dió lugar a la película más importante, más mítica, más emblemática, de la historia del cine.

La escritora murió el 16 de agosto de 1949, 5 días después de ser atropellada por un conductor que perdió el control de su vehículo (a gran velocidad) cuando cruzaba una calle junto a su marido una tarde camino al cine. El dato de la fecha de fallecimiento lo acabo de conocer al -y con motivo de- escribir este Apunte.

El hecho de que me haya acordado de esta anécdota y pensara en apuntarla exactamente 60 años después de su muerte es pura (e inquietante) casualidad.

Nota: Prensa de la época señaló que la noche siguiente del accidente el mismo conductor volvió a estrellar su coche (el mismo) contra un camión a las afueras de Atlanta sufriendo heridas leves.

2 comentarios:

El tejon dijo...

Me gustó la anecdota.

muchacha en la ventana dijo...

Gran anécdota.No tenía conocimiento de ella. Estoy de acuerdo contigo en que la pelicula fue la mejor de todos los tiempos.

De vez en cuando me la pongo, para ver a esa Scarlata jugar con los hombres, y luchar por la tierra.

saludosss

 
Free counter and web stats