lunes, 24 de agosto de 2009

Sueños.

Durante mis vacaciones en Santander he cogido un pequeño catarro, pequeño (de 1 día) pero suficiente para provocarme una congestion nasal y de garganta que hizo que esa noche me despertara ahogándome.
Incapaz de respirar ni por la nariz ni por la boca, me incorporé de la cama, evidentemente con un susto de muerte, agarrándome la garganta hasta que después de un rato haciendo esfuerzo el aire empezó a fluir de nuevo.
Lo cierto es que al final, como sucede muchas veces, no podría decir con total certeza si lo que me ocurrió fue realidad o simplemente un sueño. Lo que si es cierto es que la sensación de ahogo y consecuente miedo fue muy real.
Vaya susto!

Al día siguiente me dijeron que a mi sobrinete le tuvieron que llevar por la noche a urgencias aquejado de un ataque de asma, afección ésta que yo no sabía que padeciera.

Éste ha sido una de mis "sueños (?) premonitorios". Pero los he tenido más sorprendentes...

(Ni falta hace decir que no creo en las premoniciones, más quisiera...)

5 comentarios:

OPIÜM dijo...

Bueno espero que lo del niño se quedara en un simple susto y ya esté mejor...
Premoniciones..que miedo dan e?
luego creo que te vas aconstumbrando verdad??.
A mi me pasó la semana pasada que-estando en el saloncito de Valdecilla me vino a la mente la imagen de una tia abuela mia,esto fue por la mañana...por la noche estaba en casa de mi abuela y me dice: hoy por la tarde me ha llamado Nini(nombre de la tia abuela),que me ha estado intentando localizar todo el dia pero al ver que no la cogiamos el telefono pensó que estariamos en el pueblo.Que mañana quedamos para vernos.La tia en cuestión viene 1 semana a veranear desde Barcelona aquí...y la dije a mi abuela. mira que esta mañan me ha venido su imagen a la cabeza que casualidad!!!.

Ŧirє dijo...

pjala la proxima vez sueñes que acierta una bono loto....jejeje 8es broma)..
creo en el mundo de los sueños...como arma secreta y semidesconocida de nuestro subconsciente.....


un abrazo diana...y por favor sigue soñando

Anónimo dijo...

Entre esto y lo referente a la escritora de "Lo que el viento se llevó"...pareces sacada de un libro de Paul Auster.

Diana. dijo...

Pues mira OPIÜM que miedo no me han dado nunca ninguno, al contrario, siempre me han entusiasmado, por eso digo que más quisiera yo tener ese don (a falta de otro...).
Yo a los sueños, Fire, le hago mucho mucho caso, a veces incluso, me he encontrado en ellos haciendo racionamientos más lúcidos que estando despierta, así que ya ves, aviada estoy...
Anónimo, quién se puede resistir a contar una buena batallita sobre alguna casualidad de la que uno es el gran protagonista??
Mmmm...Vale, yo no puedo...


Gracias siempre por vuestro tiempo
Diana.

César dijo...

Sí, impresionan hasta las más insignificantes. Si te interesa el tema de las casualidades, existe un libro de Auster (en realidad, él se limitó a editarlo) llamado "Creí que mi padre era Dios". Son historias de este tenor, contadas por personas anónimas, que recopiló a raíz de un programa de radio en el que participaba.

Aprovecho ya, no lo hice antes, para desear que este blog continúe por la misma senda y no se abandone a corto plazo. Bendita casualidad.

 
Free counter and web stats