lunes, 16 de enero de 2017

El verano pasado me compré un libro en la Feria del Libro viejo de Santander, que ya había leído, prestado de la biblioteca hace tiempo,pero que siempre ha sido uno de mis favoritos.
El otro día ví que ya tenía un ejemplar en casa del que no me acordaba.

A lo mejor me ha pasado, inconscientemente,  como con las películas que idolatro: siempre que pillo una en tv tengo que ponerme a verla, no importa las veces que la haya visto ya.



 
Free counter and web stats