martes, 1 de diciembre de 2009

Sonrisas mil.

Ayer de camino a casa, mientras esperaba en un semáforo, vi al otro lado de la acera a una pareja joven, de taytantos, con un cochecito de bebé y los dos con una sonrisa de oreja a oreja, de las de enseñar toda la dentadura. Me llamó la atención y me hizo gracia, porque iban así, andando, mirando "p´alante" y con la sonrisa puesta. De hecho, incluso creo que el hombre era realmente incapaz de quitársela de la cara pese a los intentos que me pareció ver que hizo en un par de ocasiones.


No pude evitar hacer lo que me quedaba de camino sonriendo yo también.

No hay comentarios:

 
Free counter and web stats